viernes, 30 de diciembre de 2016

9 x 9. Benjamin Boretz’s 81st Birthday by his Friends

9 x 9
Music for Benjamin Boretz’s 81st Birthday by his Friends
Music by Benjamin Boretz
[3 discs]

Open Space Magazine. Special Issue 19+20.
Open Space CD 33- Plus Book (540 pages)

OPEN SPACE BEN BORETZ



Benjamin Boretz (Brooklyn, NY, 1934), músico, compositor, ensayista e investigador norteamericano, pionero en la experimentación electroacústica, es uno de los más grandes pensadores y compositores de la música contemporánea y la experimentación del último siglo.
La edición de 3 CDs de la obra de Boretz interpretada por, entre otros, Mara Helmutth, Keith Eisenbrey, Elizabeth Hoffman, Frank Brikle, Robert Morris, y otros grandes músicos contemporáneos, así como la propia música grabada por Boretz, y un libro de 540 páginas donde diversos autores, músicos, escritores, editores, poetas y video artistas de todo el mundo escriben sobre su experiencia de trabajo con el autor, completa una lujosa y cuidada muestra de una obra que nunca se detiene.
Benjamin Boretz escribe en la presentación del inmenso libro que acompaña a los 3 CDs de tributo:
“Somos poetas. Por tanto podemos tener contacto con la transcendencia sin necesidad de creer. Si tienes una experiencia determinada, has tenido esa experiencia, has contactado con la transcendencia. (…) Hay cosas que sabes de ti mismo después de haber vivido mucho tiempo.(…) Escuchar como nunca antes lo habías escuchado: solo puede suceder cuando ha sido escuchado antes (…) Para mí el gran descubrimiento fue la creatividad ontológica, el darme cuenta de que todo lo completado (o compuesto) es ontológicamente nuevo, sin precedentes, sin tener en cuenta cuán extraordinaria fue su aparición – frases que expresas y que no se recitan a partir de un texto pre-existente, no importa en qué medida no sea original su idea o su dicción. (…)

“Si existimos al menos
existimos para siempre
pues lo compusimos para siempre
y permanecemos con ello.”

“No soy un gran aficionado a “la pericia” –es lo que es- y más bien lo soy a gente seria cuyas mentes y “orejas” practican la introspección hasta que surgen y comparten ideas y conocimientos que, seriamente engranados y producidos, siempre iluminan, siempre hacen avanzar la conversación por caminos que merecen la pena.”

Sobre su trabajo de imagen sobre obra de Ben Boretz, Russell Richardson escribe: “… las paredes de LPs de vinilo de Ben contienen sencillamente de todo, conviviendo unas con otras: docenas y docenas de interpretaciones de Beethoven; música folk de Albania y El Sudán; Mahler; piezas de piano de Thelonious Monk; el funk eléctrico de los 70’ de Ornette Coleman; The Rolling Stones; rarezas impresas de temprana música por ordenador; Captain Beefheart; discos de blues de Lomax e incluso ultra oscuras bandas feministas de post-punk como The Au Pairs. Todavía reproduzco en blucle las grabaciones preparadas por Ben como DJ, “Blues Simphony”… (…) … horas y horas de alimento musical intelectual/emocional que son alimento para la mente. Esta es el eje fundamental de Ben: pensar, estar siempre pensando.”

(c) Open Space Magazine. Benjamin Boretz. All Rights Reserved.

(c) Traducción: Fernando Garcín. Nota del traductor: Me vi honrado de ser invitado a participar con un poema sobre una de sus obras musicales, y comprender y profundizar un poco más, dentro de mis límites, oh pura inmanencia, en la grandeza y sencillez, la humanidad y conocimientos de este autor fundamental para entender la música contemporánea. Ben Boretz.

Benjamin Boretz: “We are poets. So we are able to touch transcendence without the necessity of belief. If you have a determinate experience, you have had that experience, you have touched transcendence.(…) There are things you know about yourself only long after you’ve lived a lot. (…) Hear it as never before: can only happen when it has been heard before.(…) The big discovery for me was ontological creativity, the realization that everything uttered (or composed) is ontologically new, unprecedented, regardless of how extraordinary it appeared – sentences you speak are not recited from a pre-existent text, no matter how unoriginal in idea or diction.(…) If we exist at all, we exist forever / because we made up forever / it’s ours/ and we’re stuck with it.”

“I’m not a big fan of “expertise” –it is what it is- rather I am a fan of serious people introspecting their minds and “ears” to come up with and share thoughts and awarenesses which if seriously produced and engaged are always illuminating, always move the conversation forward in worthwhile ways” (Ben Boretz quoted by William Anderson on “Fantasy On An Improvisation by JK Randall”.

On working with Boretz, Russell Richardson writes: “(…) the walls of vinyl LP records in Ben’s studio contain simply everything, side by side: dozen upon dozen of interpretations of Beethoven; folk musics from Albania and the Sudan; Mahler; piano pieces by Thelonious Monk; Ornette Coleman’s 70s electric funk; The Rolling Stones; rare pressings of early computer music; Captain Beefheart; Lomax’s blues disc and even ultra obscure English post-punk feminist bands like The Au Pairs. I still play, in a loop, Ben’s extended DJ-like ‘compositions’ “Blues Symphony”….(….)… Hours and hours of musical and intelectual/emotional food for the thought. This is the crux of Ben: to think, always to be thinking.”

“9 x 9 Benjamin Boretz” se puede adquirir, tanto en copia física como en edición por descarga digital, en:
OPEN SPACE BEN BORETZ

(c) Fernando Garcín, 31 diciembre 2016. Many thanks to the great poet and publisher Dorota Czerner, to Russell Richardson and, of course -oh pure immanence- to Benjamin Boretz



NOTA BIOGRÁFICA:
Benjamin Boretz nació en Brooklyn, Nueva York en 1934 y se graduó con una licenciatura en música en el Brooklyn College (1954). Más tarde estudió composición en la Brandeis University con Arthur Berger, en el Festival “Aspen Music Festival and School ” con Darius Milhaud, en la UCLA con Lukas Foss, y en Princeton con Milton Babbitt y Roger Sessions.
Fue uno de los primeros compositores en trabajar con sonido sintetizado por ordenador (Group Variations II, 1970–72). A finales de los años 1970 y 1980 reunió sus prácticas compositivas y pedagógicas en un proyecto prácticas de improvisación a tiempo real, que culminó en la formación (en el Bard College) del programa de aprendizaje de música llamado Music Program Zero, que creció con fuerza hasta 1995.
Ha escrito extensamente sobre temas musicales, como crítico, teórico y filósofo musical, desde la perspectiva de un compositor. Su primer gran ensayo (1970) músico-intelectual fue el libro “Meta-Variations, Studies in the Foundations of Musical Thought”, que se ocupa de las cuestiones epistemológicas implicadas en la cognición y la composición de la música, y propone una reconstrucción del proceso músico-creativo. Más tarde (1978), en su composición de texto “Language, as a Music, Six marginal Pretexts for Composition” se ocupa de cuestiones sobre el origen y la naturaleza del lenguaje y su significado, ya que podrían ser concebidos desde la perspectiva de la música.
Boretz ha enseñado en varias escuelas de Estados Unidos, como Brandeis, UCLA, UC Berkeley, Princeton, University of Chicago, NYU, Columbia University, University of Michigan, Bard College, UC Santa Barbara, Evergreen College, y University of Southampton (Reino Unido, como profesor Fulbright visitante).
Boretz es co-fundador, con Arthur Berger, de la revista de compositores “Perspectives of New Music” y en 1999 fundó el Open Space, editado junto a Mary Lee Roberts, Tildy Bayar, Dorota Czerner, Dean Rosenthal, Arthur Margolin y Jon Forshee. Fue crítico musical de La Nación en 1962-1970.
Benjamin Boretz, uno de los editores fundadores que pone al descubierto una crisis de confianza en el modernismo y en el canon occidental. Argumentando que la cultura maestra se basa en la autonomía simbólica y haciéndose eco de musicología muy reciente, Boretz desea hacer hincapié en que la música es algo “hecho por y entre la gente”, y con ello se refiere a circunstancias humanas específicas.

No hay comentarios: